Se multiplica por semillas fácilmente, a las que hay que someter a algún tratamiento para reblandecer las cubiertas. Planta poco exigente en condiciones de suelo siempre que se le facilite la humedad necesaria, crecimiento muy rápido. No admite bien el trasplante, por lo que debe cultivarse en maceta o contenedor si se desea repicar posteriormente. Muy ornamental por su follaje como planta de interior en maceta. Por su madera quebradiza se debe proteger del viento.