El árbol es originario de Madagascar donde lamentablemente este hermoso ejemplar esta en peligro de extinción.
Sin embargo y para alegría de los amantes de la naturaleza, esta especie ha sido naturalizada y cultivada en otras partes del mundo como ser: En La Florida, Puerto Rico, Hawaii y las Islas Vírgenes en Los Estados Unidos.